Pon tu pensamiento en mí… Clavelito el místico cubano que hablaba con los espíritus a través de la radio

Pon tu pensamiento en mí, y harás que en este momento, mi fuerza de pensamiento, ejerza el bien sobre ti

0

Entre los más célebres místicos cubanos que afirman haber conectado con los espíritus ocupa un lugar privilegiado Clavelito. Este personaje se hizo muy popular en el muy escuchado programa radial del mismo nombre que transmitía la radio habanera en la década de 1950.

La astrología y el espiritismo ocuparon un espacio muy grande en el imaginario de los cubanos de la mitad del siglo XX y en particular en los años 50, en los cuales las creencias acerca de la transmisión del pensamiento a distancia alcanzaron notoriedad y credibilidad por su difusión en periódicos y revistas, donde se publicaban anuncios y mensajes de personas especializadas en la telepatía y el espiritismo.

En este río revuelto pescó no notable éxito Clavelito, telépata y curalotodo que, a diferencia de otros místicos cubanos, supo valerse del poder de la ciencia para, a través de la radiodifusión alcanzar con su poder los lugares más recónditos, donde no podían ni soñar llegar sus competidores.

Clavelito fue también un notable poeta y compositor
Clavelito fue también un notable poeta y compositor

Miguel Alfonso Pozo, nombre real de Clavelito nació el 29 de septiembre de 1908 en Ranchuelo, Las Villas y heredó su nombre artístico de su abuelo. De niño trabajó como vendedor callejero de pollos y frutas pero su innato talento pronto le llevó al mundo del arte y se convirtió en uno de los mejores repentistas de Cuba.

Comenzó su carrera artística en Santa Clara, trabajando para la CMHI y luego pasó para la Cadena Azul de Amado Trinidad; pero su gran fama la alcanzaría en la CMQ en la que trabajó 13 años. Su atractivo comercial no pasaría desapercibido por el vivo de Gaspar Pumarejo quien se lo llevaría para Unión Radio con un sueldo de 600 pesos mensuales.

Agua de Clavelito

Cuando Unión Radio fue adquirida por Ángel Cambo, este le dio la posibilidad a Clavelito de producir el programa que quisiera. Así surgió “Aquí está Clavelito” que siempre comenzaba con la tonada:

Pon tu pensamiento en mí, y harás que en este momento, mi fuerza de pensamiento, ejerza el bien sobre ti.

A continuación el místico pedía a los oyentes que colocaran un vaso de agua sobre el radiorreceptor así como una mano, para que el flujo de sus ondas telepáticas y emisiones de su pensamiento llegaran de forma mucho más perceptible al interesado.

Evidentemente muchos creían en los poderes de Clavelito – o la mejor resolvieron realmente – porque el éxito de este místico fue extraordinario. Tanto, que la célebre orquesta Aragón le compuso una pieza musical denominada “El agua de Clavelito”.

Clavelito llegó a recibir más de 50 000 cartas a la semana, lo que demuestra la fama y la fe que la gente depositó en él. La competencia no soportó tanto éxito y preparó una demanda colectiva contra el místico alegando que violaba la ética radial. Como resultado de esta acusación el programa se canceló finalmente el 5 de agosto de 1952.

Como poeta y músico fue muy bueno también Clavelito. Su tonada “Quiero un sombrero de guano, una bandera… Quiero una guayabera y un son para bailar” ha sido una de las más populares e interpretadas en la historia de la música cubana.

Clavelito falleció en La Habana el 21 de julio de 1975, en la tierra cubana que no quiso nunca abandonar, a pesar de que el nuevo poder de la Isla despreciara a los místicos y sin piedad alguna los condenara como farsantes y embaucadores.

Inline
Dale Like si no lo has hecho para que nos apoyes a seguir creciendo
Inline
Dale Like si no lo has hecho para que nos apoyes a seguir creciendo