Parque Zayas: El que se regaló en vida un presidente

Alfredo Zayas Alfonso mandó a construirse en vida un enorme monumento para que nadie se olvidara de él

0

Desconocen los habaneros jóvenes que frente a la puerta sur del antiguo Palacio Presidencial, hoy Museo de la Revolución, existió un parque. El ya desaparecido Parque Zayas, como se le conocía, ocupaba la manzana que conforman las calles Monserrate, Zulueta, Colón y Trocadero y rendía homenaje al expresidente de la República Alfredo Zayas Alfonso, quien en vida y en pleno ejercicio de su mandato constitucional había ordenado que se construyese una estatua suya para colocarla frente al Palacio Presidencial, en el espacio que hoy ocupa el Memorial Granma.

El propio Zayas inauguró el monumento el 20 de mayo de 1925, fecha en que terminaba su mandato y cedía la presidencia a su correligionario Gerardo Machado.

Sobre un pedestal de mármol se alzaba una estatua del expresidente de dos metros y medio para una altura toral de dieciocho. La obra del escultor italiano Vanetti mostraba a un relajado Alfredo Zayas en traje de paisano señalando con una mano al Palacio Presidencial mientras escondía la otra en el bolsillo de la chaqueta. Esta postura tan singular pronto despertó el choteo de los cubanos que al recordar el peculado existente durante su mandato de Zayas decían que el presidente se había querido reír del pueblo al insinuar con esa pose que con una mano se lo había robado todo del Palacio y con la otra lo había guardado en su bolsillo.

No se ha podido precisar en qué fecha fue retirada la estatua ni dónde se encuentra en la actualidad; pero sí se sabe que la misma fue retirada tras el triunfo de la Revolución Cubana junto con la de otros presidentes republicanos a los que se les acusaba de servir a los intereses de Estados Unidos.

En 1976 el parque desapareció para dar lugar al Memorial Granma, el cual fue inaugurado el 1ro de diciembre, un día antes del aniversario del desembarco de Las Coloradas.