Marcos Rubio dice que el FBI progresa en su investigación sobre los “ataques sónicos”

0

El FBI está más cerca de obtener respuestas sobre los misteriosos ataques que provocaron daños a la salud de al menos 24 diplomáticos, familiares y agentes de inteligencia estadounidenses en La Habana, el senador republicano Marco Rubio dijo a el Nuevo Herald.

Y los síntomas de algunas víctimas son tan severos que no podrán volver a trabajar.

“Nosotros nos reunimos el miércoles con el FBI, ellos han estado investigando esto y han progresado bastante”, dijo el senador el sábado en Lima, donde mantuvo una agenda de reuniones asociadas a la VIII Cumbre de las Américas.

Según el senador por la Florida, quien forma parte del comité de relaciones exteriores del Senado, el FBI ha “podido descartar varios teorías en términos de la tecnología que se utilizó y creo que llegará un momento en que vamos a saber un poco más”.

“Estamos hablando de norteamericanos y sus familiares que hoy en día están sufriendo lo que típicamente se ve después de un accidente traumático de automóvil. Muchos, más de seis o siete, jamás van a poder trabajar y [hay] otros que no pueden trabajar, que están inhabilitados, trabajan cinco, seis horas al día”, mencionó Rubio.

Nada en claro, sólo suposiciones

Un estudio de de la Universidad de Michigan sugirió que los ataques —inicialmente descritos como “sónicos” porque varias de las víctimas oyeron sonidos y sintieron vibraciones— podrían haber sido en realidad el resultado de un accidente: si dispositivos de escucha se encuentran demasiado cercanos, se produce una interferencia que causa ruidos similares a los escuchados por las víctimas.

Múltiples teorías se han movido alrededor de los supuestos ataques sónicos, pero no hay ninguna prueba concluyente de que estos hayan existido en realidad
Múltiples teorías se han movido alrededor de los supuestos ataques sónicos, pero no hay ninguna prueba concluyente de que estos hayan existido en realidad

Pero Rubio no cree que se trata de un accidente, porque la teoría del equipo de informáticos de esa universidad no puede explicar el carácter “direccional” de las sensaciones percibidas por las víctimas y descritas en un artículo médico publicado por el Journal of the American Medical Association (JAMA).

Rubio no descartó que Rusia pudiera estar detrás de los supuestos ataques, que ocurrieron en residencias diplomáticas y en los hoteles Capri y Nacional, en La Habana, entre noviembre del 2016 y agosto del 2017.

“Todas las hipótesis existen. Hay dos cosas estudiándose: ¿quién lo hizo y cómo lo hicieron? En el tema de cómo lo hicieron se está progresando. En el tema de quién lo hizo, yo creo que la primera pregunta va a contestar la segunda”, dijo.

Agitando el fantasma ruso

Ben Rhodes, el asesor del ex presidente Barack Obama y uno de los artífices del restablecimiento de relaciones con Cuba, cree que Rusia puede estar involucrada en los ataques, junto a elementos extremos dentro del gobierno de Raúl Castro que habrían actuado por su cuenta.

Rhodes se refirió al tema en un evento en Miami para recaudar fondos para el Center for Democracy in the Americas, una organización que promueve los intercambios con Cuba. Según comentó una fuente presente en la reunión, Rhodes dijo que no tenía sentido que el ataque hubiera sido dirigido por el gobierno cubano, el que al momento de los primeros incidentes reportados a fines de noviembre, intentaba “frenéticamente” consolidar los cambios implementados por la administración Obama durante el deshielo, a solo semanas de dejar la Casa Blanca.

Las autoridades cubanas han negado cualquier relación con los incidentes y han sugerido que puede tratarse de un caso de histeria colectiva
Las autoridades cubanas han negado cualquier relación con los incidentes y han sugerido que puede tratarse de un caso de histeria colectiva

Rubio insistió en que el gobierno cubano “sabe qué pasó o sabe quién lo hizo. Es imposible pensar que en La Habana vayan a atacar a americanos y que el gobierno cubano no lo sepa”.

“¿Quién sabe quién está ahí ese día?”, preguntó refiriéndose a los estadounidenses que fueron atacados en hoteles. “Ellos son los que saben quién está entrando y saliendo. Es ridículo pensar que eso puede ocurrir sin que ellos lo sepan”.

Rubio dijo que no se sabe si los ataques podrían haber sido llevados a cabo o podrían haber tenido el apoyo de “un elemento dentro del gobierno”, o si el gobierno de Raúl Castro estaría directamente involucrado, pero que no había “duda alguna” de que los ataques ocurrieron.

El senador de la Florida Marco Rubio quiere más sanciones a empresas militares de Cuba y un voto en la OEA desconociendo al nuevo gobierno que debe nombrarse esta semana en La Habana. Nora Gámez Torres

Según el artículo en JAMA, algunas víctimas que fueron tratadas en un centro médico de la Universidad de Pensilvania presentaron un trauma cerebral similar a una contusión. También presentaron problemas auditivos, cognitivos y de equilibrio. El gobierno canadiense también reportó que 10 diplomáticos y familiares que se encontraban en La Habana presentaron síntomas similares.

Embajadas vacías

Tras meses de no encontrar a los culpables ni entender qué paso en La Habana, el Departamento de Estado ordenó la evacuación de la mayor parte de su personal a fines de septiembre del año pasado, una decisión que se hizo permanente en marzo. Actualmente la embajada cuenta solo con 10 funcionarios y los trámites de visas de inmigración se han trasladado a Guyana. Para obtener una visa de turismo o para visitar a familiares en EEUU, los cubanos deben viajar a un tercer país para solicitar la visa, lo que ha genera gastos adicionales.

El lunes, el gobierno de Canadá decidió designar a la embajada de ese país en La Habana como un puesto “no acompañado”, por lo que los diplomáticos no podrán vivir con sus familiares en La Habana debido a la falta de respuestas sobre los incidentes. Según reportó Reuters, algunos de los canadienses afectados continúan presentando síntomas.

Aunque Marcos Rubio asegura que la evacuación del personal diplomático de La Habana no es para castigar a los cubanos, el pueblo de Cuba ha sido, sin dudas, el más perjudicado
Aunque Marcos Rubio asegura que la evacuación del personal diplomático de La Habana no es para castigar a los cubanos, el pueblo de Cuba ha sido, sin dudas, el más perjudicado

El gobierno cubano ha negado rotundamente ser responsable de los ataques y ha cuestionado que estos hayan ocurrido realmente.

El gobierno de Raúl Castro así como críticos de la administración de Donald Trump sostienen que los supuestos ataques a estadounidenses han sido empleados como una arma política para restringir el flujo de cubanos que llegan a Estados Unidos.

Pero Rubio sostiene que la reducción del personal en la embajada de EEUU en La Habana “no es un castigo a Cuba”.

“Nosotros no podemos mandar a empleados del gobierno norteamericano y sus familias a un lugar donde están en peligro y no saber, ni poder decirles cómo protegerse”, dijo. “Y si el gobierno cubano no admite que esto es algo que ellos conocen y pueden dar garantía de que eso no va a seguir así, pues entonces tendremos que seguir protegiendo a nuestro personal no mandándolo”.

Con información del Nuevo Herald

Inline
Dale Like si no lo has hecho para que nos apoyes a seguir creciendo
Inline
Dale Like si no lo has hecho para que nos apoyes a seguir creciendo